La música como un juego

Tal como el juego, las expresiones artísticas son fundamentales para el crecimiento saludable de los niños y niñas. Abriendo Rondas desarrolla las posibilidades de la música en la primera infancia.

Nana-Imagen Nota 3
Nana-Imagen Nota 3

“Arrorró mi niño, arrorró mi sol” suele ser la primera estrofa de la canción de cuna que escucha un bebé en brazos de sus padres, y también uno de los primeros contactos que tiene con la música. Desde su nacimiento están en relación con diferentes sonoridades, por ejemplo el ruido de un sonajero o al escuchar los cuentos que les leemos. Se trata de las primeras posibilidades expresivas de las chicas y los chicos.
Así como el juego, las experiencias artísticas garantizan el acceso a las expresiones socioculturales desde los primeros años de vida y aportan al desarrollo integral. El lenguaje musical, como una posibilidad del arte, a través del ritmo de una nana, una poesía o una canción para jugar, aporta a las capacidades motrices, afectivas-comunicativas, cognitivas y expresivas, despliega la imaginación y la fantasía, familiariza con la palabra hablada y cantada, entre otras habilidades para su crecimiento.
Las profesoras Andrea Lelli, Ana Seguí y Carolina Vaca Narvaja, integrantes de la Agrupación Abriendo Rondas, abordan esta cuestión en el artículo “La música es un juego de niños. Claves y sentidos para pensar la experiencia musical en la primera infancia. El texto se publicó en la edición número 7 de Por Escrito, la revista temática de Fundación Arcor, en la que diferentes autores abordan la infancia desde una perspectiva más teórica. 
“La exploración, la imitación, la repetición, el juego serán los caminos para que el canto, los sonidos, el movimiento corporal, los gestos aparezcan como verdaderas oportunidades de expresión”, explican las profesoras. Por eso, la importancia de generar momentos atravesados por la experiencia artística: al jugar con una palabra, con las miradas, con un gesto, con los sonidos y los colores. Estos primeros contactos con el lenguaje artístico acompañan el crecimiento de los niños y niñas, fortaleciendo la propia identidad, inclusive durante la vida adulta. Desde Abriendo Rondas sostienen que acompañar desde el arte esta cotidianeidad es mirar sensiblemente y valorar cosas simples de todos los días.

Información relacionada

La infancia en la literatura
Los niños y la televisión

Te puede interesar

Ensaladitas de arte
Calidoscopio. Juegos, cantos, palabras y colores
Jugar a Crecer, propuestas para el desarrollo integral de la infancia
Por Escrito N° 8 - Junio 2013 - El inicio de la infancia