¡Un laboratorio “Flexible” para los chicos!

Es una experiencia que vincula arte, tecnología, ciencia y juego. Niños y niñas pueden participar de este espacio con sede en Buenos Aires. En Por escrito N°9, una entrevista a Micaela Puig, la directora de este laboratorio de arte multimedia.

Un laboratorio flexible
Un laboratorio flexible

Flexible es un laboratorio de arte multimedia que, como hipótesis, busca acercar la tecnología a las prácticas artísticas”. Esta es la definición que Micaela Puig le da a Ana Abramowski en la entrevista para la edición N° 9 de Por Escrito. “El juego tiene que ver con el goce que provoca lo que se está haciendo”, es el nombre del artículo publicado en la revista temática de Fundación Arcor.
Puig es la directora de este espacio diseñado para que los niños y niñas interactúen con objetos de investigación de diferentes disciplinas y los reinterpreten. “Apuntamos a esta noción de laboratorio porque el foco está puesto en la idea de investigar más que en el resultado en sí”, explica la profesional.
Los chicos y chicas que asisten tiene entre 5 y 15 años, y participan divididos de acuerdo a las franjas etarias. El juego aparece siempre como movilizador y medidor del aprendizaje, ya que para el equipo es lo que permite mantener la frescura y disfrutar de lo que se está haciendo. “Si hablamos de un laboratorio donde hay que armar cosas, es necesario alimentarse de cosas gozosas porque si no, no se va a poder armar nada. Va a ser un como si, pero no va a tener el carácter de apropiación que a nosotros nos interesa en Flexible”, dice Puig sobre el juego como goce.
Esta experiencia parte de distintos puntos conceptuales: “Uno de ellos tiene que ver con correr a los chicos del rol de usuarios de la tecnología y con mostrarla como un dispositivo abierto, como circuitos que se pueden desarmar y convertir en cualquier cosa”, señala la directora. Además, comparten la idea de la invención y el diseño colectivo. “A nosotros nos interesa el trabajo grupal por la lectura que tenemos del arte contemporáneo. Hoy, como artista, no podés hacer absolutamente nada solo. Todo lo que tiene para decir el arte contemporáneo, que involucra la tecnología en su proceso artístico (y que es lo que viene a proponer flexible), es muy difícil de trabajar individualmente”.

Información relacionada

Cuenta la leyenda…
Comunicación, Marketing e infancia: prácticas responsables

Te puede interesar

Perspectiva de género en el deporte
Un museo que se juega
Los niños, los juegos y las tecnologías
Descargate todas las ediciones de la revista Por escrito!
“Por escrito”, una revista sobre infancia y educación