¡Llegaron las vacaciones!

Ahora hay más tiempo para jugar. Recomendaciones para que el juego sea un momento en familia y a tiempo completo. El movimiento: un gran invitado para estos días sin clases.

Llegaron las vacaciones
Llegaron las vacaciones

Del 6 al 31 de julio los niños y niñas de Argentina (según el calendario de cada provincia) disfrutan de las vacaciones de invierno. Durante esos días, cualquier rincón debería transformarse en un espacio de juego. No hay que ir a la escuela, entonces el tiempo para jugar es mucho más. El tiempo de receso (como también nos pasa a los grandes) es fundamental para que los niños y niñas descansen de sus tareas cotidianas y puedan vivir experiencias distintas a las de sus rutinas. Por supuesto, que sean vacaciones no implica que se olviden hábitos diarios de alimentación, sueño y aseo.  
Los adultos podemos aprovechar esta oportunidad para proponerles y planificar actividades lúdicas beneficiosas, y contribuir, de ese modo, al real ejercicio de su derecho al juego.  
Es importante anticiparse a qué hacer durante esas dos semanas para que el sillón, el televisor, la computadora o los jueguitos no se conviertan en el único plan posible. También es necesario que no se piensen las vacaciones como la oportunidad para ganar tiempo con cursos o clases de formación académica. Si se piensa en talleres, que sean para estimular el costado creativo, y de ese modo, aportar a la educación integral. Por supuesto, siempre teniendo en cuenta los gustos de los niños.  
Las vacaciones son ideales para jugar en familia a ¡tiempo completo! Acá, algunas recomendaciones basadas en pasar lindos momentos y en jugar por jugar:

  • Dar vuelta la casa: Que el hogar se convierta en un espacio de juego privilegiado. Entonces, el living puede ser el escenario de una gran obra de teatro o de una coreografía de baile; la cocina, el lugar de trabajo para fabricar objetos sonoros, títeres o hacer manualidades; el piso del dormitorio, el sitio para leer un buen libro y después representarlo; y todas las habitaciones pueden ser puntos en una "Búsqueda del tesoro".
  • Ponerse en movimiento: La vida activa también tiene su lugar en las vacaciones. Es fundamental que los juegos que se elijan tengan al movimiento como uno de sus componentes centrales.
  • Salir al aire libre: Las plazas, parques, veredas o patios, si el clima acompaña, pueden ser un gran plan. En el patio se puede armar un campamento con un fogón para contar cuentos o usar linternas y jugar a hacer figuras de luces en el cielo. Los espacios verdes de la ciudad se pueden aprovechar para disfrutar de una tarde de juegos, bicicleta, pelota, elástico, o para saltar la soga. Otras posibilidades son jugar a la mancha, la escondida o al Martín Pescador. Todas las propuestas valen la pena.
  • Pasear fuera de casa: Las salidas en familia pueden ser muy divertidas.Elegí la actividad de acuerdo a los interese de los niños y niñas. Ir al cine o al teatro a ver obras de teatro o de títeres, conocer museos o descubrir la magia de un observatorio astronómico, entran entre las posibilidades.

Información relacionada
Una feria que es una fiesta
"Vivir el juego hasta el fondo"

Te puede interesar
Ideas y sugerencias para jugar con los chicos
La fiesta del juego
Vida activa para chicos y grandes
Suplementos especiales: Ponerle el cuerpo al juego
Suplemento Todos a jugar. Propuestas lúdicas para grandes y chicos
Para leer en verano
¡A jugar en casa!
¡Recuperemos la vereda!