Escuelas que se mueven

El Programa Escuela en Movimiento tuvo su espacio de muestra en la Conferencia Internacional “La Vida activa, oportunidad para una niñez en movimiento". Aprovechamos la oportunidad para conocer algunas de las experiencias.

Maqueta PEM
Maqueta PEM

Escuela en movimiento (PEM) es el Primer Programa Corporativo Regional de Grupo Arcor y que tiene como objetivo central promover la vida activa y el juego en las instituciones educativas públicas. Se implementa desde 2013 en Argentina y Brasil, sumándose Chile en 2014. Están a cargo de su desarrollo Fundación Arcor Argentina, Instituto Arcor Brasil y Fundación Arcor Chile, respectivamente.
Durante la Conferencia Internacional “La Vida activa, oportunidad para una niñez en movimiento" realizada en Buenos Aires en el mes de octubre, algunas escuelas de las localidades de Luján y San Pedro que participan del PEM presentaron a través de maquetas y fotografías sus proyectos.
Allí conversamos con las docentes, y aquí están sus testimonios:

Mónica De Marco-Directora Escuela N° 28 “María Esther Mauriño”, de Luján (Buenos Aires)

“Nuestra escuela queda a 10 cuadras del centro de Luján y tiene una matrícula de 540 chicos, de nivel primario. A partir del  proyecto que presentamos para el Programa ‘Escuela en Movimiento’ realizamos distintas actividades, como la creación de un ‘patio sonoro’ formado por distintos elementos como envases y tubos, iniciativa de los profesores de música. También, hicimos actividades recreativas con cajas que nos dio Arcor, que se colocaron aleatoriamente en el patio central de la escuela y cuando entraron los chicos les dijimos: ‘Hagan lo que quieran con las cajas, menos patearlas’, y ellos se pusieron a armar todo tipo de cosas, fue algo fascinante.
Otra actividad que realizamos fue una bicicleteada por la ciudad, en un circuito armado junto al Municipio de Luján. Fue todo un éxito, participaron los chicos con los padres y ahora quieren que organicemos una, al menos, una vez por mes.  También, hicimos actividades relacionadas con la alimentación saludable, de la que participaron padres, docentes y alumnos, por ejemplo, elaborando ensalada de frutas. De esta manera, fomentamos la alimentación sana. En esta actividad participaron chicos de primero a tercer grado.
Gracias a Fundación Arcor pudimos usar las cajas para la actividad en el patio, y pudimos pagar carpas para practicar el armado de las mismas, además de los materiales para las otras iniciativas. Este proyecto de ‘Escuela en Movimiento’ puede ser sustentable en cuanto a que se pueden reutilizar recursos, al reciclarse elementos, como las cajas o las cosas que se usan en el patio sonoro. No siempre se necesita algo conectado para jugar, ni el juego tiene por qué ser tan estructurado. Cuando organizamos el juego con las cajas, que era libre, no podíamos sacar a los chicos del patio.”

Karina Chiarella, orientadora social de la Escuela N° 1 Domingo Faustino Sarmiento, de San Pedro (Buenos Aires)

“Cuando la Fundación Arcor planteó el Programa ‘Escuela en Movimiento’, pensamos qué podíamos hacer. Viendo la situación de la escuela entendimos que al no tener espacios verdes, ya que solamente hay patios de cemento, se podían usar la barranca y el paseo público de la ciudad, y articularnos con el Club Pescadores.  Así, los chicos hacen un circuito artístico y uno deportivo, en un día determinado, en la zona del río. También, se trabaja integralmente la parte pedagógica; por ejemplo, en literatura se trabajó con una lectura sobre natación y discapacidad.  La idea con ese tipo de tareas es que los chicos vean que se incentiva la integración.  En las encuestas que hacemos con ellos sobre la actividad valoran especialmente las salidas, pero también leer al aire libre.”

Carolina Frangi, vicedirectora N° 1 “Domingo Faustino Sarmiento, de San Pedro (Buenos Aires)

“La actividad se realiza los primeros martes de cada mes, y acotada a los quintos grados, de otro modo sería imposible ya que tenemos una matrícula de 640 chicos. Las salidas incluyen una recorrida por la barranca, en donde realizan tirolesa y escalada,  y por el paseo público, donde desarrollan actividades artísticas, por ejemplo elaborar juegos como pelotas de trapo o ta-te-ti.  La parte de educación física se divide en terrestre y natación.
Gracias a este proyecto, pudimos articularnos con varias instituciones. Por un lado, con el Club Pescadores, en donde se llevan adelante las actividades de educación física; por el otro, con los bomberos de la ciudad, ya que con ellos armamos la tirolesa. También la Cruz Roja realiza prácticas de rescatismo, y con una escuela secundaria con orientación en educación física, hacemos que algunos estudiantes colaboren en las tareas.”

Facundo Duarte, profesor de educación física, Escuela N° 1 “Domingo Faustino Sarmiento”, de San Pedro (Buenos Aires)

“La parte deportiva de las salidas tiene una de deporte reglado, como básquet, handball y vóley, y otra de natación, en un natatorio de 25 metros, con andariveles. Toda la parte deportiva se realiza en el Club Pescadores. Buscamos aprovechar el espacio del Club, que tiene cancha reglamentaria de los tres deportes. La parte de natación la dividimos en dos niveles: uno es el nivel más inicial, que se trabaja en playa, y el otro, más avanzado, que está a mi cargo, en donde se trabaja un estilo determinado de natación. Gracias al proyecto que sostiene Fundación Arcor podemos comprar los materiales que hacen falta para las actividades”

Nora Davio. Directora Escuela N° 30 “Presbítero Vicente Montes Carballo”, de Luján (Buenos Aires)

Somos una escuela con 81 alumnos, en un barrio de Luján rodeado de muchos espacios verdes. Nosotros veníamos trabajando temáticas similares a las que proponía la Fundación Arcor, así que cuando surgió el PEM, fue muy viable hacer el proyecto ya que estábamos trabajando en estas líneas. Nosotros queríamos, además, estrechar vínculos con la comunidad: por ejemplo, los chicos  hicieron afiches y folletos sobre la importancia de una nutrición sana y visitaron a los vecinos, lo que permitió que visualicen a la escuela. Al mismo, tiempo, la Sociedad de Fomento del barrio trajo contenedores, entonces pusimos a los chicos a salir al barrio para concientizar a los vecinos acerca de la importancia del reciclaje. Gracias al aporte de la Fundación pudimos comprar carpas y hacer un campamento, además de que antes aprendieran a armar carpas y hacer fogones.”

Gabriela Ricutini. Profesora de Educación Física, escuelas N° 30 “Presbítero Vicente Montes Carballo” y N° 28 “María Esther Mauriño”, de Luján (Buenos Aires)

“El proyecto busca que los chicos entren en movimiento y que sepan que es saludable. A través de él, les enseñamos a armar carpas y fogones, a cantar, a bailar, a que hagan su bandera, a que armen sketches.  Nosotros vemos muchos nenes con sobrepeso y problemas de alimentación, así que sabemos de la importancia de la actividad física. Y en ese sentido, más allá del deporte o del armado de carpas, es muy importante también que los chicos caminen el barrio y entren en contacto con los vecinos, para llevar valores que la escuela quiere trabajar”.

Información relacionada

Jugar, una oportunidad para los chicos
Bebés al gimnasio

Te puede interesar

Más movimiento, menos sedentarismo
Haciendo memoria
“Escuela en movimiento” llegó a Paraná
Más escuelas se ponen en movimiento