Que sepa abrir la puerta para ir a jugar…

Las grandes urbes han perdido muchos de sus espacios verdes, veredas o baldíos como escenarios de juego por excelencia. Como no nos damos por vencidos te invitamos a reflexionar y proponemos ideas para que los chicos usen los espacios públicos.

Que sepa abrir la puerta para ir a jugar...
Que sepa abrir la puerta para ir a jugar...

La vida activa y el juego se llevan muy bien con plazas, parques y veredas. Además, son los espacios donde los niños y niñas socializan con sus pares y aprenden a conocerse, compartir, y a ser más tolerantes y solidarios, entre otros valores. Sin embargo, las ciudades fueron creciendo, los espacios verdes fueron reduciéndose y en las calles circulan más autos que personas.
“El espacio público se transformó en algo hostil y, entonces, poco a poco, dejamos de habitarlo, convirtiéndose sólo en un lugar de tránsito. Espacio exclusivo para el recorrido que va desde o hacia nuestra casa”, indica el Suplemento Especial “Acompáñalos a crecer en movimiento”, que Fundación Arcor publicó junto a los diarios Los Andes, La Capital, Uno Santa Fe, Uno Entre Ríos y La Voz del Interior. El material ofrece algunos consejos para repensar los espacios comunes, recuperar la solidaridad entre vecinos y la idea de cuidarnos en comunidad, y también algunas sugerencias para que los niños y niñas realicen con sus amigos. Algunas de esas propuestas son las siguientes:

  • Construir refugios.
  • Modelar en barro.
  • Jugar con arena y con agua.
  • Recolectar y jugar con hojas, piedras, palos, bichos.
  • Observar insectos y pájaros.
  • Trepar árboles.
  • Construir y remontar barriletes.
  • Volar aviones de aeromodelismo.
  • Hamacarte.

Son ideas para descubrir, explorar, arriesgarse y ¡jugar en movimiento!

Información relacionada

A jugar con los amigos y amigas
Amiga Naturaleza
La ciudad y los chicos
¡Recuperemos la vereda!